miércoles, 2 de abril de 2008

EN DONDE SUEÑA EL POETA






Lejos
Cuando nada me dañe
Cuando el cielo me abrace y el calor de la vida se apague.

Lejos
Y el silencio, mi amigo
Me acompañe en el viaje
(En donde no existe regreso)

En la luz de mis noches sombrías
Hasta en el último instante de mi pensamiento
Allí mismo estarás.

Y sin pensar…
Volverás al camino
De esta vida que tanto dolor nos entrega
Y a pesar del olvido
Y a través de la ausencia
Seguirás…
-peregrino sin nombre-

Caminante perfecto
Que sembrando la tierra despierta al poeta
Implantando las huellas
Vas dejando despierto al verso que fluye…
-del amor que no muere-

Y aún lejos…
Una lágrima fluya…
Al rodar un recuerdo del baúl tan aislado
(Juventud ya marchita)
-y que en polvos cubierto-
Permanece en la cárcel de mis pensamientos

-y transcribe la pluma-
En donde cierra sus ojos
(la vida)
Allí nacen los sueños…
que alimentan el alma de todos los tiempos
-¿y que es lo que escribe?

Simplemente tristeza
- quimeras ausentes de un amor sin regreso.

Así es el poeta
Cuando al amor canta la voz del silencio
Enredados sus versos en nostalgia y recuerdos…
Allí habita su musa
Y palpita por siempre
-un corazón que no sabe de olvidos-
Solo sigue el camino…
De aquél sueño olvidado en el baúl
Empolvado
(De todos los tiempos)
Alma Cervantes
Publicar un comentario

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto

Nacida en un rinconcito en la Sierra llamado La Vainilla, ubicado el Municipio de Sinaloa ,Sinaloa, México.,de profesión Trabajadora Social y escritora.
Raíces Sinaloenses arraigadas en el gusto por la Música y la poesía. Amo el sonido de la tambora y el sabor a café de mi hermosa provincia Señorial Sinaloa de Leyva.
Hay ocasiones en que mis letras han acompañado las esperas que como, mi canción norteña, hacen presencia en mis noches. Amo la melodiosa guitarra, la sonora tambora, la trompeta y el acordeón, que han pintado a mi pueblo con notas de fa, como un sueño sin respiración. Amo la poesía que es canción norteña en mis oídos alegrando mis momentos de placer inusitado por estas manos ansiosas de escribir a los paisajes de mi tierra. Voy tejiendo caminos en mis versos que pintan las serranías de mi pueblo y mis letras van extraviándose en ese cielo inmenso que cobija a mi Pueblo.