miércoles, 2 de abril de 2008

HABIA UNA VEZ




"En un país encantado, donde hadas y gnomos visten los bosques..."
Había una vez un rincón del alma, donde una puerta se abría y se construían sueños, donde las historias en fantasías cálidas cubrían en nubes de algodón el cielo de poesías.


En el castillo escondido se erguía el reino del amor más sublime del mundo:
La sonrisa de un niño.



HABIA UNA VEZ...



Cuando llega la noche, en tus sueños de ángel
en aventuras vuelas... en un caballo blanco
en un país escondido rodeado de mil rosas,
entre veredas llenas de fantasías,
allí suspiras, dormido
sonriendo enternecido.
Dime príncipe de amores
¿A dónde van tus sueños cuando no estoy contigo?
¿Estas en el país de las mil maravillas?
¿Acaso has encontrado el castillo encantado?
No lo sé...caramelito mío,
yo no sé si en ese sueño, tu tesoro has encontrado
ni sé si en esos mares, has vencido a los piratas;
Si en todos tus castillos, despiertas a durmientes
o el lago de tu reino en cisne se convierte.
Pero allí,
en esa noche que es cómplice de travesuras
ésas que en tu rostro, dibujan mil ternuras...
solo sé que en aventuras, que papi te contaba
tú luchas con dragones
y vences a gigantes
y en risas de tus ojos,
conviertes en diabluras
¡Los cuentos a tu antojo!






Publicar un comentario

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto

Nacida en un rinconcito en la Sierra llamado La Vainilla, ubicado el Municipio de Sinaloa ,Sinaloa, México.,de profesión Trabajadora Social y escritora.
Raíces Sinaloenses arraigadas en el gusto por la Música y la poesía. Amo el sonido de la tambora y el sabor a café de mi hermosa provincia Señorial Sinaloa de Leyva.
Hay ocasiones en que mis letras han acompañado las esperas que como, mi canción norteña, hacen presencia en mis noches. Amo la melodiosa guitarra, la sonora tambora, la trompeta y el acordeón, que han pintado a mi pueblo con notas de fa, como un sueño sin respiración. Amo la poesía que es canción norteña en mis oídos alegrando mis momentos de placer inusitado por estas manos ansiosas de escribir a los paisajes de mi tierra. Voy tejiendo caminos en mis versos que pintan las serranías de mi pueblo y mis letras van extraviándose en ese cielo inmenso que cobija a mi Pueblo.