martes, 6 de mayo de 2008

EN LA AGONIA DE TU AUSENCIA



EN LA AGONIA DE TU AUSENCIA


¿Cuándo empecé a sentir èste vacío y èsta ausencia que carcome el alma
No lo sé, sólo puedo sentir en mi interior un inmenso deseo de no ser yo…un inmenso deseo de terminar de raíz y para siempre con esta ansiedad de èl, con este deseo de tenerle anclado a mi vida… no me pertenece, creo que ya en mi inspiraciòn se reflejan palabras trilladas y sinónimos gastados que he utilizado una y otra vez en todas las letras que han nacido de esta angustia por olvidarlo.
Son varios años...ya no sè cuàntos… creo que ni me importa.
Hoy la noche tiende su manto para llevarme al sitio aquél en donde dejé el alma limpia que poseía. Esta noche no es mía, ya olvidé cuántas lo fueron, se han enclaustrado cada una en mi piel y mi memoria agonizantes y maltrechas.

Escribir para vaciar estos sentidos que palpitan enajenados suena a veces intolerante y masoquista, porque las letras se tornan inquietas y le buscan en cada renglón de mi existencia.
¡Vanas letras mías! ¿No ven que ya se ha ido de mi vida?
Queda apolillado su recuerdo en el armario de mis versos, ya no habrá màs poemas ni frases visibles a su nombre.

¿Y mis noches? Se tejerán una a una desenhebrando las horas de entrega infinita entre sus brazos para volver a ser el espejo de lo que fui un día, aún cuando le tuve sin tenerle.

Alma Cervantes
Publicar un comentario

Seguidores

Datos personales

Mi foto

Nacida en un rinconcito en la Sierra llamado La Vainilla, ubicado el Municipio de Sinaloa ,Sinaloa, México.,de profesión Trabajadora Social y escritora.
Raíces Sinaloenses arraigadas en el gusto por la Música y la poesía. Amo el sonido de la tambora y el sabor a café de mi hermosa provincia Señorial Sinaloa de Leyva.
Hay ocasiones en que mis letras han acompañado las esperas que como, mi canción norteña, hacen presencia en mis noches. Amo la melodiosa guitarra, la sonora tambora, la trompeta y el acordeón, que han pintado a mi pueblo con notas de fa, como un sueño sin respiración. Amo la poesía que es canción norteña en mis oídos alegrando mis momentos de placer inusitado por estas manos ansiosas de escribir a los paisajes de mi tierra. Voy tejiendo caminos en mis versos que pintan las serranías de mi pueblo y mis letras van extraviándose en ese cielo inmenso que cobija a mi Pueblo.