domingo, 9 de noviembre de 2008

MI MUSA Y LA NOSTALGIA






Extrañar es el tiempo que no llega
a extraviarse en el ocaso de mis tardes
y ataviada del mejor dorado de sus rayos
destilaban fulgores a la tierra.

Extrañar es la nostalgia del silencio
que calla por un beso en la distancia,
donde en el baúl de nuestra historia encadenado
ha enmudecido la caricia en la añoranza.

Sentir que la ausencia se ha empeñado
a germinar el fruto de tus besos,
sueños de aurora en la más bella puerta
que se abre al universo de las letras.

un canto de poeta estremecido,
soñadora de vanas fantasías
adormecidas en el verbo de tus versos
y bañadas con la luz del pensamiento.

Vuela inspirada hacía montañas tan altivas,
donde alcanza ese cielo tan inmenso
producto de los sueños abrigando el verso
que nace vibrando en sus alas tan cautivas.

Seduce con destello en alboradas
un paraíso que invade la sonrisa
acunando la tarde, para venir la noche
en hilos plateados de promesas.

Así eres tú, la musa de mis días
compañera de mis sueños de niña,
nostalgia de mis tardes, suspiro de mis noches
caricias del recuerdo que llega y no se marcha.

No es extrañar lo que acompaña el tiempo,
sino el amor es el que invade el alma
y en estas letras que fluyen entregadas
siembro la semilla del poema
en tierra fértil del libro del poeta.


Alma Cervantes
Publicar un comentario

Seguidores

Datos personales

Mi foto

Nacida en un rinconcito en la Sierra llamado La Vainilla, ubicado el Municipio de Sinaloa ,Sinaloa, México.,de profesión Trabajadora Social y escritora.
Raíces Sinaloenses arraigadas en el gusto por la Música y la poesía. Amo el sonido de la tambora y el sabor a café de mi hermosa provincia Señorial Sinaloa de Leyva.
Hay ocasiones en que mis letras han acompañado las esperas que como, mi canción norteña, hacen presencia en mis noches. Amo la melodiosa guitarra, la sonora tambora, la trompeta y el acordeón, que han pintado a mi pueblo con notas de fa, como un sueño sin respiración. Amo la poesía que es canción norteña en mis oídos alegrando mis momentos de placer inusitado por estas manos ansiosas de escribir a los paisajes de mi tierra. Voy tejiendo caminos en mis versos que pintan las serranías de mi pueblo y mis letras van extraviándose en ese cielo inmenso que cobija a mi Pueblo.