miércoles, 31 de octubre de 2007






Y que lloras?

me lo han dicho esas noches solitarias

que desgajan caminos entre sombras


ENTRE EL ALMA Y LA VIDA



Te quedaste en mí

-amante de recuerdos-

Así como un día Dios le diera vida a la vida

y naciera la luz sin agonías


Te quedaste en la luz

de mis noches sombrías

Sin que los caminos

que cierran el paso de mis huellas

-para llegar a ti-

marcaran la ausencia

(de lo que un día pudo ser)


Qué es la vida?

Sueños profanos

que extraviados en la mente

Traducen el amor en enigmáticos besos

-que jamás serán míos-

y que aturdidos se pierden

en cada segundo que mi cuerpo

(ya sin voluntad)

se roba para seguirte amando

y seguir bebiendo

del verso atesorado en la sangre

aquello que jamás el silencio olvida

y que eternamente sucumbe

-ante la misma vida-


- Alma Cervantes -


LA LUNA TIENE ALMA
Seguramente la Luna tiene alma,
alma de sentir,
de expresar su melancolía
entre el hilo plateado
de su inmensa noche
blancura refulgente
su faz tranquila y serena.
Sus ojos cráteres profundos
Y sus manos tiernas
cubriendo la nostalgia,
en ese mágico fulgor de las estrellas.
Seguro que la Luna tiene alma
recorrerla inquieta,
excita, renueva
subir y bajar,
entre blancas montañas
en el torrente cálido
de su misterioso brillo
invita a sumergirse
en ese enigmático momento
de peinar sus rayos
con el sabor de los sueños
acariciando con dulzura
¡tantas noches bellas!.
Después abrazar el espacio
que separa su alma con la tierra
y deslizarse calladamente
entre el despertar plateado.
Seguramente la Luna tiene Alma
el alma de mujer
en sus diferentes fases
pero al final siempre...
¡para seguir amando!

Seguidores

Datos personales

Mi foto

Nacida en un rinconcito en la Sierra llamado La Vainilla, ubicado el Municipio de Sinaloa ,Sinaloa, México.,de profesión Trabajadora Social y escritora.
Raíces Sinaloenses arraigadas en el gusto por la Música y la poesía. Amo el sonido de la tambora y el sabor a café de mi hermosa provincia Señorial Sinaloa de Leyva.
Hay ocasiones en que mis letras han acompañado las esperas que como, mi canción norteña, hacen presencia en mis noches. Amo la melodiosa guitarra, la sonora tambora, la trompeta y el acordeón, que han pintado a mi pueblo con notas de fa, como un sueño sin respiración. Amo la poesía que es canción norteña en mis oídos alegrando mis momentos de placer inusitado por estas manos ansiosas de escribir a los paisajes de mi tierra. Voy tejiendo caminos en mis versos que pintan las serranías de mi pueblo y mis letras van extraviándose en ese cielo inmenso que cobija a mi Pueblo.