martes, 4 de noviembre de 2008

NUESTRO TIEMPO





Ahí...
aún en lejanas tierras
en donde traduce la poesía
esta insistente ausencia de mis letras.

Aún en silencios que se adentran
y se hunden en la piel
hasta complementarse los versos
en un solo poema
-ahí te encuentro-

Aún entre esas rejas de olvido
y enmarañadas paredes de mi alcoba
(que jamás se pintaron de ilusiones)
y que inconfundiblemente
vistieron nuestros rostros en destinos
- los versos-
ésos que escribiría nuestra pluma
más tarde
se vertían en papel eternizado.

Tinta de quimeras ya labradas
en la tierra de aquél sueño de poeta
-que enigmáticamente-
musitaba un misterio para amarte.

Aún en ese calendario que termina
y que calladamente se deshoja
en cada letra
en cada línea
y en cada promesa que silencia
un segundo permitido
-en el sendero de la vida.

Y doce meses no bastaron
para olvidarte
aún entre las manos del recuerdo
y fantasías ilusas
(interminables)
que reían al llegar el fin de año.

Y fue un instante
sólo uno y al final de esta historia
¿Quién ha sido vencedor y el vencido?
Si en estas lágrimas que caen al recordarte
y en estas últimas horas
que inquietantes nos marcan
-el tiempo-
este tiempo que ha sido cómplice
( de nosotros mismos)
aquél que un día comprendiera la derrota
y de este camino que juntos recorrimos
fuera un día
el espacio de tu alma…
con el alma mía.


Alma Cervantes

Publicar un comentario

Seguidores

Datos personales

Mi foto

Nacida en un rinconcito en la Sierra llamado La Vainilla, ubicado el Municipio de Sinaloa ,Sinaloa, México.,de profesión Trabajadora Social y escritora.
Raíces Sinaloenses arraigadas en el gusto por la Música y la poesía. Amo el sonido de la tambora y el sabor a café de mi hermosa provincia Señorial Sinaloa de Leyva.
Hay ocasiones en que mis letras han acompañado las esperas que como, mi canción norteña, hacen presencia en mis noches. Amo la melodiosa guitarra, la sonora tambora, la trompeta y el acordeón, que han pintado a mi pueblo con notas de fa, como un sueño sin respiración. Amo la poesía que es canción norteña en mis oídos alegrando mis momentos de placer inusitado por estas manos ansiosas de escribir a los paisajes de mi tierra. Voy tejiendo caminos en mis versos que pintan las serranías de mi pueblo y mis letras van extraviándose en ese cielo inmenso que cobija a mi Pueblo.